jueves, 19 de junio de 2014

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Hola a todos.
Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que hice una entrada en este blog.
Estas semanas han sido de verdadera catársis mental y emocional para mí. Me han hecho reflexionar mucho y tomar algunas decisiones. Me he dado cuenta de que las penas, cuando se comparten con alguien, son menos duras de llevar.
He querido hacer una última entrada, por el momento, en este blog. No sé cuándo lo voy a retomar porque voy a estar ocupada con otros temas.
Pero pienso volver a este blog. Lo prometo.
En esta última entrada, por el momento, aunque sea breve, vemos a Estelle despertándose de un sueño que ha tenido.
¡Vamos a ver lo que pasa!

                               Estelle estaba convencida de que no podría volver a conciliar el sueño en toda la noche.
                              Olivia acudió a su habitación al oírla gritar. Sentada a su lado en la cama, Olivia intentaba tranquilizarla.
-Alguien va a morir-le contó Estelle, presa de un ataque de nervios-Lo he visto en mi sueño.
-Tranquilízate, prima-le exhortó Olivia-Ha sido sólo un sueño.
                             Pero Estelle había visto en su sueño el rostro de una joven que tenía el cabello de color chocolate. Aquella joven estaba pálida y Estelle, al mirarla a los ojos, los vio muy abiertos. Estaba muerta.
                               Freddie estaba a su lado. La besaba repetidas veces en la frente. Lloraba por su pérdida. Era Freddie, pensó Estelle. Pero no era Freddie. No era como el joven que perseguía sin cesar a Olivia hasta que lo enviaron a la plantación de su familia. Se parecía más al joven que había visto en la biblioteca.
-Freddie aparecía en mi sueño-le contó a Olivia.
-Puede que hayas soñado con una hermana de él-opinó la joven-Pero eso no significa que vaya a pasarle nada.
-Hasta donde yo sé, Freddie es hijo único. No tiene hermanas.
                             Estelle estaba desconcertada.
                             En su sueño, aquel joven tan parecido a Freddie y a quien ella llamaba así se le acercaba.
                             Estelle tembló con violencia al recordar aquella parte del sueño. Sabía que tenía que significar algo, pero no sabía lo que era. Estaba convencida de que algo estaba a punto de pasar. Podía sentir sobre sus labios los labios de Freddie cuando la besó de una forma un tanto violenta.
-¡Era muy real!-se inquietó-Tuve la sensación de que estaba pasando delante de mí. Y que no podía hacer nada para impedirlo.



-Ha sido sólo un sueño-le recordó Olivia-No pienses en eso. Intenta dormir un poco, Estelle.
-¡Pero era muy real! Tuve la sensación de que aquella chica acababa de morir delante de mí. ¡Yo lo vi!
-Cierra los ojos y piensa en cosas bonitas. ¡Piensa en tu fiesta de cumpleaños!
                        Olivia abrazó el cuerpo delgado de Estelle. Acarició su rubio cabello recogido en una trenza. La besó con cariño en la frente.
-El vestido que vas a lucir va a ser mucho más bonito que los vestidos de tu amiga Charlotte-prosiguió Olivia-¡La vas a eclipsar!
-No puedo pensar en eso ahora-se lamentó Estelle, entre sollozos-Tengo la imagen de esa pobre chica metida dentro de mi cabeza. ¡Y estaba Freddie!

1 comentario:

  1. Uy lo dejaste interesante, me alegra que retomaras esta historia

    ResponderEliminar